martes, 15 de marzo de 2011

Soliloquio de Segismundo en "La vida es sueño" de Calderón de la Barca


Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.
                                         Pedro Calderón de la Barca


6 comentarios:

  1. Es la razón del nombre del blog, estos versos que no se bien por qué, me vienen acompañando desde pequeña.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Julia, como te decía "todos sueñan lo que son" es algo que mi abuelo (de Rocha él) siempre me lo decía y un día, sin querer, me lo olvidé y tú me lo recordaste como me has recordado otras cosas. Es emocionante re-encontrarme con esa frase y su significado y de paso poder ampliar mi lectura; mas emocionante es que ese re-encuentro sea por medio tuyo. Gracias y felicitaciones por tú iniciativa del Blog. Gustavo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Julia, esta es como la tercera vez que intento dejarte un comentario,pero la tecnología de punta no debe ser lo mío y no quedan.Me alegro de esta página tuya porque no sabía de tus inquietudes literarias. Debe ser laborioso pero muy gratificante sobre todo en lo que es la poesía.La vida es sueño casualmente también me ha quedado desde Secundaria, tanto que alguna vez, inspirado en él, escribí unos versos para una chica ( no estaba mal)que luego perdí y no pude rehacerlos.Otra vez: me alegro por tí y porque esto puede ser compartido por otras personas. Espero nos veamos en alguna clase o milonga.
    Miguel

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Miguel!! Muy amable con tu comentario. Es realmente gratificante como tu dices. Tal vez puedas reconstruir aquellos versos que escribiste, aunque no sean los mismos, piensa que aquella chica debe haber cambiado también. Un abrazo Miguel, y claro que nos veremos, en definitiva somos los bailarines originales de la clase no? (no quiero decir los más antiguos). Un beso, y gracias otra vez!

    ResponderEliminar
  5. Los monólogos de Segismundo no tienen desperdicio. Los conocí como buenos textos para estudiar la vieja retórica.
    Gracias por recordármelos.

    ResponderEliminar
  6. No estoy segura de conocer lo que es la vieja retórica. Pero estoy convencida de que me va a gustar. Gracias Carola!! A las órdenes.

    ResponderEliminar